En la reunión estuvieron también representantes de Unión Fenosa

ASAJA CIUDAD REAL TRASLADA AL SUBDELEGADO DEL GOBIERNO LA CRISPACIÓN DEL SECTOR POR LA SUBIDA DE LAS TARIFAS ELÉCTRICAS

Ciudad Real, 11 de febrero de 2008.- Una decena de representantes de ASAJA Ciudad Real mantuvieron una reunión con el subdelegado del Gobierno, Miguel Lacruz, y con representantes de Unión Fenosa, esta semana. El objetivo, trasladar la crispación existente en el sector tras la desaparición de las tarifas especiales de riego y el consecuente incremento de la facturación en más de un 400%.

Los miembros de la Organización constataron la no aplicación de los contratos de temporada, la detección de errores en la facturación y el incumplimiento de contratos ya suscritos sin explicaciones convincentes. Asimismo, subrayaron dos tipos de problemas. Por un lado, el alto incremento de las cuotas de potencia y de la energía consumida y, por otro, problemas de competencias y gestión entre Unión Fenosa Comercial y Unión Fenosa Distribución.

Estos hechos están motivando un alto número de quejas por parte de los agricultores, quienes consideran que el Gobierno ha dado un cheque en blanco a las eléctricas que se está traduciendo en un abuso en las facturas. De hecho, hay agricultores que han visto multiplicar el valor de sus recibos por cinco y por seis con respecto a lo que venían pagando. Muchos de ellos, sin ni siquiera consumir un solo kilovatio.

En consecuencia, ASAJA Ciudad Real exige al Gobierno que rectifique o modifique la normativa existente de modo que se rebaje el precio de la potencia contratada y se apliquen los contratos de temporada para suministros de periodicidad no superior a cinco meses. Asimismo, esta Organización solicita que se faciliten los contratos de doble suministro y los contratos específicos para los ganaderos.

Estos y otros asuntos son los que se le trasladaron a Miguel Lacruz, quien se comprometió a elevarlos al ámbito nacional.

Por su parte, representantes de Unión Fenosa, quienes participaron también en la reunión, acordaron lanzar, hasta el próximo 30 de marzo, una oferta específica de contratación, para los agricultores que todavía tienen pendiente la suscripción del servicio, de modo que puedan contratar en función de las franjas horarias que más les interesen.

Asimismo, la compañía eléctrica decidió admitir los contratos de temporada aunque reconoció que su aplicación puede conllevar, en la práctica, problemas técnicos en lo referente a la conexión y desconexión del servicio.

Mientras las soluciones no sean efectivas, ASAJA Ciudad Real mantiene su intención de concentrarse frente a la Subdelegación del Gobierno el próximo 26 de febrero para seguir exigiendo respuestas a una situación abusiva que está agudizando la asfixia económica de muchos agricultores.