La Organización pide se haga pública la información a través de la web de la Junta y se actualice conforme a la suscripción de nuevos contratos

ASAJA CIUDAD REAL PIDE QUE LA CONSEJERÍA INFORME DE LAS BODEGAS Y COOPERATIVAS QUE HAN SUSCRITO CONTRATOS PARA LA DESTILACIÓN

Ciudad Real, 05 de enero de 2008.- ASAJA Ciudad Real pide a la Consejería de Agricultura y Desarrollo Rural que informe de las bodegas y cooperativas que han suscrito ya contratos para la destilación en la campaña 2008-2009, con el objetivo de dotar de mayor transparencia el sistema de ayudas directas al viticultor por la destilación de alcohol de uso de boca.

Según la nueva OCM del Vino, las ayudas las recibirán aquellos productores que hayan depositado sus uvas en bodegas y cooperativas que destilaran en las campañas 2005-2006 y 2006-2007 y que, además, vayan a destilar en la actual, 2008-2009, al menos el 90% del volumen medio que destinaron a este fin en las campañas de referencia.

A mediados de octubre, la Consejería de Agricultura y Desarrollo Rural publicó en la  página web de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, www.jccm.es,  el listado de las bodegas y cooperativas que destilaron en 2005-2006 y 2006-2007. Ahora, lo que esta Organización pretende es que los viticultores conozcan cuáles de esas bodegas van a destilar en 2008-2009 y, consecuentemente, si tendrán o no derecho a ayudas directas.

Es muy importante que esa información se haga pública y se vaya actualizando, conforme las bodegas y cooperativas adquieran los compromisos con las destiladoras, para garantizar transparencia en el proceso y para que los agricultores sepan a qué atenerse.

No en vano están en juego 700 euros a la hectárea, después de que las negociaciones de ASAJA consiguieran elevar el presupuesto destinado a la ayuda a la destilación de alcohol de uso de boca en más de 40 millones, hasta los 123 millones de euros.

En consecuencia, y con el objetivo de aliviar la incertidumbre reinante en el sector, ASAJA insta a la Administración a que haga pública la información requerida a la mayor brevedad posible, puesto que todavía hay tiempo para reaccionar e impedir que los viticultores se queden sin cobrar las ayudas previstas.