Un año más, la tendencia es comprar los productos hortofrutícolas por debajo de costes de producción

PEDRO BARATO: “AUNQUE HAY COINCIDENCIA DE PRODUCTO EN EL MERCADO

 NO EXISTEN RAZONES OBJETIVAS PARA LAS BAJADAS DE PRECIOS QUE SE

 PRETENDEN”

Ciudad Real, 20 de agosto de 2008.- El presidente de ASAJA Nacional y ASAJA  Ciudad Real, Pedro Barato, así como el secretario general de ASAJA Ciudad Real, Florencio Rodríguez, ofrecieron hoy una rueda de prensa para denunciar, un año más, la bajada de precios al agricultor por sus productos hortofrutícolas. En opinión de Pedro Barato, aunque en estos días hay coincidencia de producto en el mercado, “no existen razones objetivas para las bajadas de precios que se pretenden”.

Según el presidente, este año la producción de melón es similar a la de campañas anteriores, en torno a 330.000 toneladas, y no existe importación de productos sustitutivos al melón y la sandía, por lo que no es de recibo que los intermediarios pretendan comprar su producto a los agricultores, en muchos casos, por debajo de los costes de producción.

Mientras el valor del melón, la sandía y la cebolla resiste todavía en  los puntos de venta a unos 0,69 €/kg, 0,59 €/kg y 0,62 €/kg, respectivamente, los intermediarios intentan “hacer su agosto” y comprar a los agricultores sus productos de temporada por debajo de los costes de producción.

Es por ello, que Pedro Barato ha subrayado la necesidad de establecer un porcentaje de intermediación para que los intermediarios no puedan bajar el valor de lo que los agricultores producen más allá de unos límites. Asimismo, ha manifestado que una situación aceptable para el agricultor, aunque no óptima, sería aquella en la que el precio del producto final, puesto en punto de venta, se repartiera en partes iguales entre vendedores, intermediarios y productores, de modo que no se produjeran los desequilibrios actuales.

Aún así, el presidente cree que esta situación tiene solución en la organización del sector. Si los agricultores se unen y no venden su producto de forma individual y desamparada podrán tener más fuerza ante quienes les obligan a vender a precios de miseria con tal de no dejar su producto en el campo.

Entre tanto, Pedro Barato ha asegurado que el sector agrario cuenta con el apoyo de algunas cadenas de distribución que se han comprometido a apoyar los productos más desfavorecidos por estas circunstancias.

En cualquier caso, el presidente ha pedido a todos los agentes del mercado y, principalmente, a los intermediarios que hagan examen de conciencia para que lleguen a la conclusión de que no se puede hacer negocio a costa de la pobreza de los agricultores y que los beneficios deben repartirse.

Finalmente, Pedro Barato ha recordado que la crisis de precios continúa afectando a la totalidad del sector agrario y ha pedido a las comercializadoras de piensos que bajen el precio de sus productos, puesto que los cereales lo han hecho en considerables porcentajes y, por tanto, no existen motivos para mantenerlos en valores de meses pasados.