ASAJA considera inconcebible que el precio del petróleo y de los carburantes desciendan de modo tan desigual 

EL GASÓLEO AGRÍCOLA SÓLO HA BAJADO EL 24% FRENTE AL 55% DEL BARRIL DE BRENT

Ciudad Real, 20 de octubre de 2008.- Una vez más, ASAJA Ciudad Real denuncia que la sorprendente bajada del precio del barril de Brent, de referencia en Europa, continúa sin  trasladarse en la misma proporción al gasóleo de uso agrario. Si en julio el barril de Brent alcanzó su cota máxima, a 147,27 dólares/barril, hoy se cotiza a menos de 70 dólares, bajando hasta los 67 dólares el pasado viernes.

Estas cifras indican que el precio del petróleo ha descendido en casi un 55% en los últimos tres meses. Por su parte, el gasóleo B ha experimentado una depreciación del 24%, y se paga a una media de 0,78 euros en cooperativa, sobrepasando los 0,85 euros en numerosas estaciones de servicio de la provincia.

ASAJA Ciudad Real puso de manifiesto esta situación el pasado mes de septiembre. Entonces el barril de Brent había bajado de los 90 dólares y el gasóleo agrícola se situaba en torno a los 0,85 euros de media. El diferencial en el descenso de los precios es evidente. En el último mes, el petróleo se ha depreciado un 25% y el gasóleo B, poco más del 8%.

Esta Organización considera inconcebible que el precio del petróleo y de los carburantes descienda de modo tan desigual, especialmente si tenemos en cuenta que las subidas suelen repercutir de modo inmediato. No es de ningún modo comprensible que, en estos momentos, el coste del barril de Brent se encuentre en valores de marzo de 2007 y que el gasóleo agrícola se siga pagando a precios de febrero de 2008, cuando el petróleo cotizaba a 129,60 dólares/barril.

ASAJA Ciudad Real considera que los agricultores están siendo víctimas de un desequilibrio del sistema de mercado en un momento crucial para la próxima campaña de cereal. De hecho, un número importante de agricultores dejarán de sembrar este año o destinarán mayor superficie al barbecho, dado que no podrán asumir el incremento del precio del gasóleo, así como de los fertilizantes, muchos de los cuales cuestan hoy el doble que el año pasado.