Los precios de los cereales han bajado más de un 20% de media y, sin embargo, los piensos no bajan

ASAJA NIEGA ROTUNDAMENTE QUE LOS AGRICULTORES Y GANADEROS TENGAN

 ALGO QUE VER EN LA SUBIDA DE PRECIOS DE LA CESTA DE LA COMPRA

Ciudad Real, 6 de agosto de 2008.- Ayer conocimos el último informe de precios elaborado por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio que aportaba datos alarmantes sobre la subida de numerosos productos habituales en la cesta de la compra. A este respecto, y dadas las críticas de las que es objeto el sector al que representamos, ASAJA tiene que decir que niega rotundamente la implicación de los agricultores y ganaderos en estos incrementos.

El sector agrario es un mero espectador, una víctima más de los mecanismos de mercado. Ya lo hemos dicho en muchas ocasiones y lo volvemos a reiterar. El sector agrario es el único al que le ponen precio por lo que vende y por lo que necesita para producir y para quienes alberguen alguna duda proponemos algunos ejemplos.

En lo que va de año, desde enero a agosto de 2008, el precio de la cebada pienso ha bajado un 45%; el del trigo forrajero, un 17%; el trigo panificable, un 19,5%, y el maíz, un 10%. Son valores reales que se pueden comprobar observando la evolución de precios en las lonjas de cereales de Ciudad Real y Talavera de la Reina.

Por el contrario, los piensos no han bajado absolutamente nada y continúan con la tendencia alcista que se inició y consolidó a lo largo de 2007, justificada entonces por la subida histórica del precio de los cereales. La realidad hoy es que el valor de prácticamente todos los cereales ha mermado y la bajada general supera el 20% de media.

Así pues, ASAJA no entiende por qué estas reducciones, en algunos casos drásticas, no repercuten en el precio de los piensos y por qué el consumidor paga hoy un 31,30% más por un kilo de harina de trigo y un 13,95% más por el pan de molde elaborado a partir de harina de trigo, cuando el precio del trigo ha bajado considerablemente.

En este sentido, ASAJA tampoco comprende por qué hoy se paga en comercio un 10,27% más que hace un año por un kilo de pollo o un 11,82%  más por una docena de huevos, cuando al ganadero le pagan un 10% de media menos por ambos productos.

En consecuencia, ASAJA Ciudad Real considera que hablamos de subidas injustificadas cuyas causas tendrán que buscarse en otro u otros sectores, que no en el agrario. Precisamente, desde el nuestro, venimos exigiendo una Ley de Transparencia de Mercado de Precios y el doble etiquetado para que al agricultor y al ganadero no le puedan comprar sus productos por debajo de los costes de producción y para que el consumidor sepa cuánto le han pagado a ese agricultor y a ese ganadero y cuánto está pagando él por el mismo producto, de modo que saque sus propias conclusiones.