El Plan Especial del Alto Guadiana no se puede construir avasallando a los agricultores  

ASAJA CIUDAD REAL CONSIDERA DESAFORTUNADAS LAS DECLARACIONES DEL PRESIDENTE DE LA CONFEDERACIÓN HIDROGRÁFICA DEL GUADIANA  

Ciudad Real, 03 de octubre de 2008.- ASAJA Ciudad Real califica de “desafortunadas” las declaraciones del nuevo presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadiana, Eduardo Alvarado, aparecidas ayer en prensa, según las cuales “si no hay voluntad por parte de los agricultores, se habrá acabado el Plan Especial del Alto Guadiana”.  

El presidente de la Confederación ha hecho estas declaraciones en referencia al nuevo plan de oferta de derechos de agua, publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) del pasado 27 de septiembre. “Si los agricultores no venden sus derechos de agua, no se pueden transferir a la Junta y, por tanto, no se pueden regularizar. Si esta oferta no se cubre, probablemente no habrá otra”, argumenta Eduardo Alvarado en la información antes mencionada.

ASAJA Ciudad Real considera un despropósito que el nuevo presidente de la Confederación focalice el éxito o el fracaso del Plan Especial del Alto Guadiana (PEAG) en la voluntad de los agricultores, máxime cuando existe una deuda histórica con esta provincia y región en todo lo referente al agua.  

Nuestra organización opina que el modo de sacar este plan adelante no pasa por la crítica y la amenaza a los agricultores, principales perjudicados, sino más bien por el trabajo conjunto de todos los agentes implicados. Asimismo, ASAJA recuerda que los agricultores de esta provincia y región llevan muchos años viendo como el agua atraviesa sus explotaciones y es conducida a otras zonas de España.  

Es inconcebible que se ataque ahora a los agricultores cuando se les ha pedido solidaridad con otras regiones y así lo han venido demostrando. No obstante, hay quienes no contentos con eso, siguen exigiéndoles aún más, olvidando que para la mayoría de los agricultores vender sus derechos de agua es vender una parte muy importante de sus vidas.   

ASAJA entiende que, dado el esfuerzo y el dinero invertido, el Consorcio del Plan Especial del Alto Guadiana persiga el cumplimiento del mismo. Sin embargo, esta organización reitera que no se puede construir un proyecto avasallando a los agricultores y convirtiéndolos en los únicos responsables de su ejecución.  

Por ello, ASAJA recuerda al presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadiana, Eduardo Alvarado, que su misión al frente de este organismo debe ser la de respetar y asumir como propios los compromisos adquiridos con esta provincia y esta región, para sacar adelante el Plan Especial del Alto Guadiana de una forma exitosa para todos.  

Finalmente, ASAJA Ciudad Real informa de que, próximamente, solicitará una reunión con Eduardo Alvarado, para tratar todos los aspectos relacionados con la aplicación del PEAG, así como medidas alternativas, ya que el éxito o fracaso de este plan no puede depender, en modo alguno, “de que los agricultores vendan o no sus derechos”, tal y como el propio responsable de la Confederación Hidrográfica del Guadiana ha manifestado.