Gracias a la buena pluviometría registrada a partir del mes de abril

LOS AGRICULTORES HAN AHORRADO UN 15% DE AGUA EN LA ÚLTIMA CAMPAÑA DE RIEGO CON RESPECTO A LA ANTERIOR

Ciudad Real, 22 de octubre de 2008.- Este año, los agricultores ubicados en el perímetro del Acuífero 23 han ahorrado un 15% de agua, con respecto a la campaña de riego pasada, gracias a la buena pluviometría registrada a partir del mes de abril y a las moderadas temperaturas registradas este verano.

Tanto es así que algunos agricultores aseguran no haber regado esta campaña sus explotaciones herbáceas, mientras otros constatan una reducción de aproximadamente el 35% en el agua utilizada para el viñedo. En suma, estaríamos hablando de un ahorro superior a los 30 hectómetros cúbicos.

Por tanto, ASAJA Ciudad Real afirma que si los niveles freáticos del Acuífero no son buenos se debe al balance hídrico del año, que fue especialmente seco hasta abril. No obstante, se pone de manifiesto que el recorte experimentado en las extracciones de uso agrario ha contribuido a no empeorar su situación.

Con respecto al Plan Especial del Alto Guadiana, esta Organización recuerda que la Administración debe cumplir los compromisos adquiridos, sobre todo en lo que respecta al tema presupuestario. Un presupuesto que debe ser no solo verbal, sino también real para que el Plan pueda llevarse a cabo.

Precisamente las cuantías económicas ofrecidas por la Confederación Hidrográfica del Guadiana en su última oferta de compra de derechos de uso de agua, están constituyendo la principal traba a la hora de que los agricultores presenten sus solicitudes. En opinión de ASAJA Ciudad Real, esa oferta debería ir acompañada de presupuesto y desgravaciones fiscales. De lo contrario, es obvio que los agricultores no quieran vender sus derechos y, con ellos, el futuro de sus explotaciones a precio de saldo.

Es por ello necesario que  la Administración estatal se implique decididamente en el Plan Especial del Alto Guadiana, que tome medidas y decisiones inequívocas acompañadas del presupuesto, y que lo ejecute. De lo contrario, la viabilidad del Plan y de los regantes del Alto Guadiana no podrá ser garantizada.